La música como catarsis para la empresa

Cada vez son más las organizaciones que ponen en marcha actividades de team building para formar equipos de alto rendimiento y mejorar las relaciones interpersonales entre los trabajadores.

 

El pilar fundamental de cualquier empresa son sus empleados: ellos su razón de ser y el engranaje necesario para que todas las piezas adquieran sentido y funcionen. Es por ello que el trabajo en equipo adquiere un papel incalculable.

 

Por este motivo, muchas empresas se han puesto manos a la obra para “construir equipo” entre sus trabajadores, mejorar las relaciones interpersonales y facilitar la cohesión, tanto entre ellos como hacia la misma empresa. Y todo ello a través de los denominados team buildings, que consisten en originales actividades que se llevan a cabo en entornos desenfadados, fuera de los estándares laborales, donde los participantes se interrelacionan de forma distendida para alcanzar un objetivo común. Una iniciativa en la que implicación y complicidad van de la mano.

 

La música como herramienta de cohesión

Existen infinitas propuestas de team buildings, pero en Unit Elements somos muy fans de las propuestas musicales. Sin ir más lejos, nos lo pasamos en grande al montar un concurso de bandas de rock, donde todos los invitados se convirtieron en auténticas estrellas. Divididos por equipos y customizados para parecerse a los miembros de la banda, tuvieron que preparar una canción de uno de los grupos musicales más famosos del panorama.

 

También nos desmelenamos al convertir una convención interna en todo un espectáculo, evento que nos regaló el Oro a la Mejor Convención en los Premios Eventoplus 2018. Inspirados por la música, hicimos una versión de “I want it all” de Queen, que transmitía todos los mensajes de la marca, canción que fue el hilo conductor de todo el evento.

 

Pero nos gustan tanto las retos musicales que lo pusimos en escena en nuestra cena de Navidad: vestidos con nuestras mejores galas y agrupados por equipos, nos subimos al escenario para dar la nota.

 

Los efectos positivos de cantar

¿Por qué nos apasionan tanto los team buildings musicales? La música despierta nuestra faceta más libre y divertida, y además tiene el poder de hacernos sentir más relajados y alegres.

 

La música influye en nuestra forma de pensar, actuar y percibir. Pero esto no es todo, ¿sabías que también tiene grandes beneficios para nuestra salud? Escuchar música nos permite liberarnos de las tensiones diarias y nos ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, así como a mejorar la salud del corazón. Y, por si fuera poco, nos proporciona más memoria y agilidad mental.

 

Sea como sea, el objetivo principal de todo team building es crear una experiencia única llena de vivencias nuevas, emociones sin límites y sensaciones que nos hagan vibrar. Conseguir un equipo de alto rendimiento se traduce en una elevada satisfacción y motivación por parte de sus integrantes.

 

Cuéntanos: Si quisieras hacer una actividad de team building, ¿cómo sería?

 

171219-UE-Sopar Nadal-1171219-UE-Sopar Nadal-3 Mondelez01Mondelez08Mondelez11