Premisas para reducir el impacto ecológico de una convención

Está claro que el sector de eventos, por sus características intrínsecas, supone unos costes medioambientales. Desplazar a personas a un lugar de convención, los aperitivos y comidas durante la convención, la realización de  proyecciones multimedia, o actividades paralelas de refuerzo de las ideas y conceptos de la convención. Todo tiene un impacto medioambiental, y merece ser controlado.

En Unit Elements tenemos siempre presente un puñado de buenas prácticas para reducir el impacto ecológico de una convención. Algunas de ellas son:

– Proponer destinos que sean de fácil acceso para reducir el CO2 del transporte.
Buscar localizaciones y emplazamientos calculando minimizar los desplazamientos globales.

– Siempre teniendo en cuenta transportes más sostenibles. 
Evitar siempre que sea posible los traslados en avión y coche usando preferiblemente el tren.

– Usar material reciclado para la comunicación (acreditaciones, posters, agendas…)
Basta con especificar esta condición con el impresor. Imprimir con papel y materiales reciclados no es una moda, es algo realmente conveniente.

– Generar una pagina web del evento para informar a los participantes
Una web informativa bien estructurada, con fácil acceso a la información que precisa todo asistente al evento logra evitar generar papel, emails, llamadas de teléfono, visitas… Y, en la actualidad, esta web debe ser compatible con dispositivos móviles, como smartphones o tablets.

– Proponer actividades de Responsabilidad Social.
Al igual que la sostenibilidad medioambiental, las actividades de RSC contribuyen a la sostenibilidad social de la convención. Es mucho más interesante que otras actividades más tradicionales, puesto que su principal beneficio es que se logra devolver a la sociedad parte de lo que la empresa saca de ella.

– Controlar la generación de CO2 calculando su volumen para toda la convención.
Existen métodos para calcular el volumen de CO2 generado en cualquier actividad. Hacer el ejercicio de calcular el volumen generado en una convención puede ayudar a compensar dicha generación, con acciones tipo plantando arboles, o contratando una empresa especializada…

– En ocasiones puede ser interesante sensibilizar a los participantes con el impacto que tiene para el medioambiente la convención y como ellos pueden colaborar: compartir coche, reducir impresiones, reducir consumo de agua…

– Usar proveedores locales.
A parte de contribuir a mejorar la contrapartida económica de una convención en una localización, repartiendo el impacto económico de la convención en la zona donde se celebra, la contratación de proveedores locales también contribuye a reducir desplazamientos y transportes.
Este punto también es aplicable al catering. Si es local, mejor.

– Reciclar todos los materiales usados en la convención, ya sea propios o de proveedores.
Un punto centralizado de reciclaje para materiales es lo que venimos instaurando en las actividades de RSC, y a parte de mejorar la logística, contribuye al mejor aprovechamiento de materiales, reutilización, y desecho ordenado.

– Gestionar los transportes del personal para aprovechar los coches.
El staff de la empresa organizadora también tiene que ser gestionado con criterios de economía. Aprovechar las plazas de los vehículos, o viajando en los medios contratados para la convención si es posible.

– Proponer como regalo de la convención algún producto reciclado, sostenible, sensibilizador…
Fuente imagenç: blog de Caja Navarra sobre Medio ambiente

_