5 sentimientos que hacen que un evento sea excepcional

Como os hemos contado en este blog en numerosas ocasiones, en Unit Elements tenemos claro que la experiencia es una de las piezas clave que determina la calidad de un evento.  La calidad, intensidad y características de la experiencia vivida hace que se cumplan los objetivos marcados en el evento.

No obstante, para lograr que las experiencias que diseñamos para nuestros clientes sean excepcionales, buscamos la excelencia en la planificación del evento. Desde el adecuado análisis del briefing y necesidades del cliente, pasando por la prospección in-situ de la/s localización/es interesantes, la planificación escenográfica, aspectos técnicos y audiovisuales, comunicación interna pre-evento, durante el evento, o post-evento… Todo debe estar correctamente planificado.

Ginkama acuática Dubrovnik

Pese a todo ello, hay una serie de componentes psicológicos en la percepción de calidad de un evento, los cuales no podemos controlar al 100%. Hablamos de sentimientos. Los sentimientos que generan un evento en la mente del asistente. En Eventmanagerblog hemos encontrado este interesante artículo, donde los enumeran. Son los siguientes.

1- Diversión

Si analizamos la diversión en un evento tipo convención general, ésta debe ser una tónica general. Debemos usarla como recurso para encauzar la atención del asistente al evento, y para conseguir momentos memorables. Lo divertido genera conversaciones posteriores, empatías, y espíritu de pertenencia y equipo.

2- Frustración

Frustración la entendemos como un recurso para generar una necesidad. La frustración puede generar que los asistentes estén más comprometidos e involucrados con el evento. Es un recurso a utilizar con mucha moderación. Ejemplo:  imaginemos una convención en la que los asistentes saben que viene a dar una ponencia una autoridad mundial en la materia. Todos estan expectantes de que aparezca dicho ponente. Pero no llega. Gestionar esa frustración puede generar sentimientos del tipo:

“estuvimos esperando toda la mañana a su ponencia, y al final la impartió a primera hora de la tarde. Eso sí, fue una ponencia espectacular. Impresionante.”

3- Sorpresa

Un evento sorpresivo es un evento pregnante. Mantenemos la atención del público, y su capacidad de asimilación de mensajes. Es un instrumento potente para cumplir los objetivos del evento.
En la edición 2013 del Foro Wolters Kluwer conseguimos que la actuación de nuestro partner Improshow fuera un elemento sorpresivo 100%.

4- Anticipación

Este es un sentimiento muy complejo pero a su vez muy potente, si se es capaz de usar. Anticipar significa jugar con las expectativas iniciales previas, dosificar muy bien la información transmitida en las semanas previas al evento. Un buen ejemplo de evento que juega con la anticipación de un modo excelente son las Keynote de presentación de productos de Apple, que tan bien sabía pilotar Steve Jobs.

5- Espontaneidad

Parece una paradoja que la espontaneidad sea un valioso aliado para conseguir que el evento sea excepcional, puesto que a priori podría parecer que sea justo lo contrario a la planificación. No obstante, ente potente aliado hay que saber administrarlo.
Planificar acciones pero sin atar al 100% su desarrollo. Colaboradores de calidad con capacidad de improvisar. Se trataria de buscar siempre la espontaneidad y la casualidad buscada. Lo que vendrían a ser las serendipías.

¿Qué te parecen estos 5 sentimientos?

¿Te gustaría añadir alguno más? Deja un comentario y los iremos añadiendo al post.